Aquí iré publicando textos ya antiguos que, pese a poder estar publicados en otros lugares, en su momento no terminaron de gustarme y, ahora, he decidido rescatar tras haberlos modificado más o menos para tratar de mejorarlos. Aunque, quizá, muchos de ellos, por no decir todos, sigan sin ser completamente de mi gusto.



martes, 29 de enero de 2013

La flor del tabaco


(Pues si mata… que mate)



A Manolo Rubiales –echando humo.



Ayer noche, al quedarme sin tabaco
–Estaban los estancos y colmados,
Los quioscos y los bares ya cerrados–,
Enérgico llamé a puertas de Paco

–Vecino fumador e hipocrondriaco–
Para pedir un pito o dos prestados.
Quedaron mis sentidos fascinados
ante el bizarro escote afrodisiaco

Que me mostró su esposa, Aurora Luisa,
Coqueta, al sentenciar: “Paco está fuera
Y lo ha dejado; mas no tengas prisa,

Que tengo yo un antojo en la cadera,
Flor de tabaco, amor, y en la repisa,
Condones que, contigo, usar quisiera”.

(Mayo de 2008 – enero de 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada