Aquí iré publicando textos ya antiguos que, pese a poder estar publicados en otros lugares, en su momento no terminaron de gustarme y, ahora, he decidido rescatar tras haberlos modificado más o menos para tratar de mejorarlos. Aunque, quizá, muchos de ellos, por no decir todos, sigan sin ser completamente de mi gusto.



sábado, 27 de octubre de 2012

¿Acaso era esto amor?


Y, dime,
¿cuáles son tus aficiones?
–balbucí, conturbado por su inmensa belleza.
Pude haber dicho “estudias o trabajas”
u otra de tantas frases al uso utilizadas
para ir rompiendo el hielo.
Pero le pregunté,
torpe y turbado, por sus aficiones,
sin esperar con ello –o tal vez sí-
meterle fuego, evaporar el Ártico.
Mis aficiones –respondió, coqueta-
cocinar todo tipo de tortillas
y follar, mucho más
que otra cosa
follar;
y es que follar es algo
delicioso,
¿verdad?
Comprobé con el tiempo
que era una toda una experta
batiendo huevos y una
amante incombustible e insaciable.
Y no deja de serme inconcebible,
ahora que se ha marchado para siempre,
echar, más que otra cosa, tanto en falta
sus tortillas francesas.

(Febrero 2008-octubre 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada